La Pasión y el Emprendimiento

 

(Texto del video por si prefieres leer)

Este es uno de los consejos que yo daría a cualquier persona que tenga vocación de emprendedor:

Contempla la pasión como el punto de partida de un emprendedor exitoso.

Hacerse millonario, obtener reconocimiento, cumplir con las metas trazadas en la vida… Estas son algunas de las razones por las cuales, habitualmente, una persona emprende un negocio. Todas son válidas, sin duda, pero también es cierto que no necesariamente conducen al éxito. En este aspecto, más vale tener en cuenta aquella vieja máxima de «no todo lo que brilla es oro».

Es que muchas veces, uno escucha a las personas decir que van a montar un negocio en Internet porque quieren hacer dinero rápido, o porque escucharon que alguien puso en marcha un proyecto y se hizo millonario de la noche a la mañana o, simplemente, porque eso es lo que está de moda. Pero, hay que aprender que por un emprendedor que triunfa en el mundo del Internet hay otros, o muchos otros, que fracasan estruendosamente.

Cuando uno ingresa al mundo del Internet, hay algo que aprende con rapidez: ¡no hay fórmulas mágicas! Lo que realmente conduce al éxito no es la suerte ni lo que está de moda, sino el trabajo, la constancia, la perseverancia.

Y esto aplica no solo para los negocios virtuales, sino también para cualquier tipo de negocio. Porque los negocios virtuales no son diferentes a los otros tipos de negocios; es cierto que se reducen los costos y que todo está al alcance para llegarle a una audiencia global, pero son negocios y hay que manejarlos como tal, con orden y con mucha pasión.

Porque ahí está la clave del éxito… en la pasión.

¿Cómo así?, te podrás preguntar.

Emprendedor

Es que la mayoría de aquellos que deciden emprender un negocio en Internet, están motivados porque el trabajo que desempeñan actualmente no los satisface, no colma sus expectativas emocionales y, mucho menos, las económicas. Entonces, se lanzan a una aventura como de relleno, que muchas veces no significa otra cosa que reemplazar un trabajo con el que no están satisfechos, por otro trabajo con el que tampoco van a lograr la felicidad que persiguen.

Entonces, ¿Qué se debe hacer?

Antes de decidirte a montar un proyecto en Internet, lo mejor que puedes hacer es cuestionarte si, verdaderamente, eso que vas a hacer te apasiona.

Cuando encontramos un tema que nos apasiona y logramos rentabilizar esa pasión, sicológicamente no lo asumimos como un trabajo, sino que va a ser el desarrollo de una pasión que, además, nos significa unos ingresos.

Puede que lo haga todo el día, todos los días, pero lo voy a disfrutar muchísimo, más allá de las ganancias que obtenga, porque lo que hago es algo que en verdad amo.

Y es ahí, justamente, donde radica el éxito. Independientemente del negocio que uno tenga, o de lo que quiera montar en Internet, el común denominador de la gente que tiene éxito es que hace lo que le apasiona. Y como le apasiona lo que hace, tiene un deseo ardiente de salir adelante, sin importar qué implique eso.

Es, entonces, cuando llega el momento en que uno deja de preocuparse por los ingresos económicos, que vienen solos, y disfruta lo que hace y tiene la posibilidad de ayudar a otras personas.

En muchas ocasiones escuché una frase que llamó mi atención: “si la meta de mi negocio es ayudar a otras personas para que ellas también alcancen sus objetivos, esa meta se va a cumplir por sí misma”

Eso es algo que yo les recomendaría a los nuevos emprendedores en Internet: que no se fijen tanto en cuánto van a ganar o cuánto tiempo van a demorarse en volverse ricos, sino que se enfoquen en contribuir a que los demás también logren sus sueños. Es como una cadena: si gano yo, ganan los demás; ganamos todos.

¡Inténtalo, pero hazlo, no te arrepentirás de los resultados!
Recibe mi saludo.

Emprendimiento Digital

 

 

 

Luisfer

PD: Mira este artículo como refuerzo de lo que representa la pasión en el Emprendimiento: https://www.emprender-facil.com/pasion-de-un-emprendedor/